Ejemplos de etiqueta

📓 Etiqueta profesional (mal ejemplo)

En cualquier caso, tener buenos modales es un atributo esencial. Es importante, tanto si tratas con clientes, como si te relacionas con ellos o colaboras con un grupo. Nadie quiere tratar con un compañero de trabajo gruñón y odioso que llega constantemente tarde.
No hay nada que me irrite más que un compañero de trabajo mandón o un jefe que se niega a decir por favor o gracias. “¿Puedes tener la presentación por mí?” o “¿Puedes hacer esto por mí?” suena descortés y poco agradecido. Puede llegar muy lejos cuando se interroga a los demás con respeto y amabilidad. Tus compañeros disfrutarán más trabajando contigo y estarán más dispuestos a ayudarte en el futuro.
Esta circunstancia exacta me ocurrió en el trabajo. Había un gestor de cuentas que no contribuía mucho al proyecto, hacía muchas preguntas a mi equipo y no agradecía el trabajo que hacíamos para él. Tras comentarlo con mi jefe, habló con esta persona y su actitud cambió por completo. Ahora dice gracias todo el tiempo y se desvive por expresar su gratitud por nuestros esfuerzos. Desde que sabe dar las gracias y pedir las cosas con educación, me gusta aún más trabajar con él.

😊 20 reglas de etiqueta en el transporte público que debe recordar

Wise Bread es una publicación para consumidores que se creó en 2006 y ha ganado numerosos premios. MSN, Yahoo Finanzas, US News, Business Insider, Money Magazine y Time Magazine han reproducido nuestras columnas de finanzas.
Nuestra publicación, como muchas otras, se financia con los ingresos publicitarios de las empresas cuyos productos aparecen en nuestra web. El lugar y el orden en que aparecen los productos pueden verse influidos por estos ingresos. Sin embargo, la objetividad de nuestro contenido no se ve afectada por consideraciones de venta. A pesar de que nuestro equipo ha dedicado miles de horas de investigación, no podemos abarcar todos los productos del mercado.
“Es evidente que, a medida que envejecemos y adquirimos más experiencia, debemos ser capaces de manejar situaciones sociales más estresantes con confianza y facilidad”. – Amy Vanderbilt, fundadora de la Fundación Amy Vanderbilt El libro de etiqueta completo
No eres estirado ni anticuado si sigues la etiqueta adecuada. Los modales, en mi opinión, indican que una persona es respetuosa y considerada con los demás. El respeto a otras culturas, costumbres o religiones puede expresarse mediante el uso de la etiqueta. (Véase también: Etiqueta y consejos básicos de la ciudad de Nueva York)

😝 9 reglas de etiqueta que la gente a veces olvida seguir

En contextos sociales, técnicos y familiares, la etiqueta adecuada se describe como una conducta amable y educada. En muchas facetas de la vida, los buenos modales pueden marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso. Toda sociedad necesita conocer y practicar la etiqueta adecuada.
La costumbre de decir “Dios te bendiga” a quien estornuda se remonta al reinado del Papa Gregorio I en el año 590 de la era cristiana, cuando decretó que se bendijera a quien estornudara por si había contraído la peste.
Empezar por la etiqueta en casa con la familia es un buen punto de partida. Cuando te casas, sabes instintivamente que es preferible llevarte bien con tu nueva familia política, así que demuestras tu porte y gracia. También has descubierto que cuando dices “por favor” y “gracias”, tu cónyuge responde mejor que cuando das una orden y te niegas a reconocer la cooperación. Los niños a los que se les enseñan buenos modales y a honrar a sus padres aplican lo que han aprendido en el aula al mundo real.
Si estás en casa de alguien, en la sinfonía o en un restaurante, la etiqueta social se refiere a cómo actúas en público con amigos y desconocidos. Es más probable que permanezcas en la lista de tus amigos y vecinos de personas en las que confían, a las que cuidan e invitan a fiestas si los tratas con respeto. También te protege de la vergüenza posterior como resultado de una conducta indecorosa u ofensiva. Esto incluye las redes sociales, que tienen la capacidad de magnificar tus acciones.

👶 Etiqueta profesional (buen ejemplo)

¿Alguna vez has tenido que pararte a pensar qué tenedor usar cuando llega la ensalada en una cena? ¿Te has preguntado alguna vez qué debes esperar como visitante de fin de semana en casa de alguien? Quieres hacer lo correcto, pero no sabes qué es.
Hay algunas leyes de etiqueta generales que se aplican a todas las situaciones, mientras que otras son específicas de cada situación. Vayas donde vayas, es importante conocer los fundamentos de los buenos modales.
Hay más malos modales y faux pas sociales que nunca, por lo que es fácil quedarse perplejo ante lo que constituye un comportamiento socialmente apropiado. Muchos de los hábitos adecuados que antes se consideraban de sentido común se han perdido en el remolino de los malos consejos, los códigos de modales obsoletos y las redes sociales que hacen que sea demasiado fácil ser grosero.
Si sigues estos consejos, te invitarán a más eventos, te tendrán en cuenta para las ofertas de trabajo y harás más amigos. Si no haces alguna de estas cosas, te pueden frenar en los entornos sociales y profesionales.