Forzar cierre programa windows 10

😶 Forzar cierre programa windows 10

🐰 Cómo terminar una tarea o forzar el cierre de un programa en windows 10

Supongamos que en el modo de pantalla completa siempre activa, en el que ni siquiera se puede acceder a la barra de tareas y la aplicación se congela, tienes un programa o un juego abierto y te encuentras en una situación en la que, obviamente, no puedes hacer nada más que reiniciar tu máquina Windows 10. ¿Qué puedes hacer?
Aquí es cómo usted puede obligar a una aplicación o un juego para terminar un colgado o no responde a la pantalla completa siempre en la parte superior. Como no tienes acceso a la barra de tareas, para desactivar el programa congelado, tendrás que obedecer estas recomendaciones.

🧒 Cómo forzar el cierre de un programa que el administrador de tareas no puede

He estado usando Windows desde siempre, pero una cosa que me ha molestado es lo difícil que es evitar que las aplicaciones de pantalla completa se comporten mal. Sólo puedo recurrir a la terminal (Ctrl+Alt+F1) en Linux y usar la terminal para cerrar violentamente un programa que se comporta mal. Esto parece ser posible en Windows sólo con el Administrador de Tareas. Alt+Tab y Alt+F4 no funcionan si una ventana congelada está configurada para permanecer en la parte superior y en modo de pantalla completa y ni siquiera puedo usar el Administrador de tareas. Si tuviera un trabajo importante en segundo plano, por ejemplo, y hubiera olvidado guardarlo, ¡no podría simplemente reiniciar la máquina!
Aunque no probé ese orden en particular, en absoluto, no pude llevar ninguna ventana al frente, creo que con el administrador de tareas pasará lo mismo. Si hubiera una forma de iniciar el gestor de tareas en modo stay-on-top, tal vez.
Creo que Ctrl+Alt+F1 en Linux se beneficiaría porque se mueve de la Interfaz al abeto

↘ Cómo forzar el cierre/parada de un programa en ejecución usando cmd

Sólo hay una cosa que hacer cuando una aplicación de tu PC con Windows deja de responder: tendrás que forzar su salida. Para permitirte hacer esto, Windows tiene algunos métodos disponibles. Es posible que Windows pueda solucionar el problema por sí mismo si el programa en ejecución se bloquea y no se cierra, dándote una opción segura para cerrar o reiniciar la aplicación.
En Windows 10, cuando una aplicación deja de responder, dale unos segundos. Windows reacciona automáticamente si la aplicación realmente no responde, dándole la oportunidad de recuperarse. Notarás que aparece una etiqueta de no respuesta en el título de la ventana de la app, lo que implica que Windows está iniciando la cuenta atrás de la terminación de la app.
No hay un tiempo fijo para que Windows haga esto, pero en unos pocos segundos, normalmente intentará solucionar un problema con una aplicación en ejecución. Esto podría significar el cierre automático de la aplicación (si la aplicación se bloquea por completo) o Windows le permitirá determinar los siguientes pasos si tarda más en reaccionar o hay una posibilidad de que la aplicación se recupere.
Esto incluye la posibilidad de forzar la salida y el reinicio de la app, cerrarla y dejarla cerrada, o dar más tiempo para que la app se recupere. Si la app utiliza mucha memoria del dispositivo, decidirás hacer lo anterior y seguro que, tras unos instantes, se recuperará.

✍ Cómo forzar el cierre de un programa sin el administrador de tareas | forzar

Abrir el Administrador de tareas, que está bien, puede ser el primer intento de forzar el cierre de programas congelados. En Windows, sin embargo, si quieres forzar el cierre aún más rápido, puedes crear un acceso directo para desactivar cualquier programa que no responda al instante. Vamos a mostrarte este y otros métodos para forzar el cierre rápidamente.
Puedes usar el comando taskkill para forzar el cierre de un programa sin usar el Administrador de Tareas. Para destruir una operación en particular, normalmente debes introducir este comando en el Símbolo del sistema. Sin embargo, es torpe abrir la ventana de la línea de comandos cada vez que un programa deja de responder, y es un desperdicio escribir el comando cada vez. Con un atajo de teclado, puedes empujar las ventanas para que se cierren aún más rápidamente.
Pulsar Alt + F4 es un movimiento sencillo para solucionar problemas cuando los programas se congelan. Es el atajo de teclado de Windows, similar a pulsar el icono X en la esquina superior derecha de un navegador, para cerrar la ventana actual.
SuperF4 es un sencillo programa que, aunque no responda, te permite forzar el cierre de cualquier ventana. Al igual que el comando taskkill mencionado anteriormente, en lugar de